Trazando mi futuro

 

A estas alturas del curso escolar, llega uno de los momentos que, como Orientadora Escolar, más me apasionan: la Orientación Académica y Vocacional con el alumnado que finaliza la etapa.

¿Por qué es un momento tan importante? Esta pregunta se contesta

carreracon el título que denomino cada año el programa: “TRAZANDO MI FUTURO”. Como orientadores/as, estamos mostrándoles a nuestro alumnado la realidad con la que se van a encontrar en muy poco tiempo, realidad bastante complicada y de la que, en cierto modo, es conocida por todos ellos y ellas. Por ello, este año he priorizado, en cierta medida, aquellas “dificultades” que van a ir apareciendo en su camino para que puedan ir conociendo y  haciendo frente, como es: la titulación en idiomas.

Por ello, cuando elaboro la planificación anual, con relación a este ámbito, me planteo cómo hacerlo, qué aspectos mejorar, qué atribuciones hicieron los alumnos y alumnas del curso anterior, qué cambios hay que tener en cuenta…

De todos es sabido que en el mercado podemos encontrar diferentes posibilidades ya elaboradas, como el Programa ELIGE de la Junta de Andalucía (autoría: Instituto Andaluz de la Mujer). Pero, bajo mi punto de vista, lo más adecuado es beber de todos los recursos que tengamos a mano y adaptarlos a nuestro alumnado, contexto, forma de trabajo y todas aquellas características que definan nuestra actividad profesional.

En mi caso, tengo que agradecer al grupo de orientadores y orientadoras de la zona de Dos Hermanas, ya que trabajamos conjuntamente para elaborar una guía y cuadernillo para el alumnado, que cada uno va adaptando según sus necesidades y temporalización.

Teniendo todo ello en cuenta,  me planteo un Programa de Orientación Académica y Vocacional que recoja los siguientes puntos clave:

–          Historial académico del alumno/a.

–          Valores.

–          Aptitudes.

–          Actitud ante el estudio.

–          Motivación e intereses.

–          Sistema Educativo e itinerarios formativos.

¿Por qué creo que han de tenerse en cuenta los anteriores puntos? Pues, porque durante el desarrollo de la sesiones con el trabajo sobre los mismos, estaremos acercando a los chicos y chicas a un conocimiento personal que, en algunos casos, no habrán tomado conciencia hasta ese momento; autoconocimiento con el que se contribuirá en el  entrenamiento de toma de decisiones.

Éstos se llevan a cabo a través de distintas actividades en sesiones (individuales y grupales) en las que en todo momento son sujetos activos, reflexivos y responsables de su proceso. Ya que si llevamos a cabo una Orientación Académica y Vocacional meramente informativa, probablemente, servirá de muy poco.

En el trabajo de cada punto clave, se tendrán en cuenta lo siguiente:

–          Historial académico del alumno/a: cuando me refiero a éste, no solo nos vale con revisar las experiencias pasadas del alumnado a nivel de resultados; tan importante, es conocer las notas pasadas, como la relación de éstas con el interés, esfuerzo y rendimiento.

–          Valores: dado que los valores varían mucho de una persona a otra, así como en cada profesión. Es importante que vayan trazando su elección profesional teniéndolos en cuenta.

–          Aptitudes: por todos es sabido que, cada persona tiene unas aptitudes. Características de las que nuestros alumnos/as son conscientes. Ya que, nos comentan como algunos son buenísimos en las aptitudes artísticas y otros, sin embargo, no.  Así como en: científicas, creativa, espaciales, liderazgo, manuales, mecánicas, memoria, numéricas, sociales, verbales y razonamiento.

–          Actitud ante el estudio: tan importante es, la capacidad que cada alumno/a tenga, como el hecho que sepa estudiar, organizarse, autocuestionarse, etc.  De ahí que se trabaje este punto.

–          Motivación e intereses: si tienen claro lo que les gusta y lo que no, ya tienen un paso dado en el proceso. Ya que con este conocimiento podrán ir acercándose a los distintos campos de conocimiento y salidas profesionales.

–          Sistema Educativo e itinerarios formativos: hacerles llegar toda la información necesaria del mismo. Para que puedan ir decidiendo.

Llegado este punto, es importante que vayan sopesando los resultados obtenidos durante el proceso, sus circunstancias,… y vayan decidiendo las alternativas más viables para poder trazar su PLAN DE ACCIÓN. Punto en el que debemos estar ahí, junto con el profesorado, tutores y familia para ayudarles y orientarles en su decisión a corto, medio y largo plazo.

REFERENCIAS:


http://www.juntadeandalucia.es/averroes/averroes/impe/web/contenido?pag=/contenidos/B/ProfesoradoEnRed/OrientacionEducativa/Seccion/programas/programas&idSeccion=27391&idMenu=mE2

Carmen Andrade